viernes, 12 de enero de 2007

Pisando tierra



Escuchando: Arabesco nº 1


En mi memoria:

"Y cuando ella me hable
de un cielo oscuro, de un paisaje blanco,
recordaré estrellas que no vi, que ella miraba,
y nieve que nevaba allá en su cielo."

(De La voz a ti debida. Pedro Salinas)





No sería agradecido si, al pisar tierra, no me acordase de quienes me han animado a volver.
Es lo primero que quiero hacer ahora, sin dar nombres porque mi cabeza es casi siempre un caos y me olvidaría de muchos. En vuestro caso no sé que os ocurriría, pero yo le tengo aprecio a mis genitales, que me han acompañado desde siempre.
A la mayoría les/os he conocido a través de internet, este maravilloso de medio. Os dedico esos versos de Salinas y os agradezco las ocasiones en que me habeis descrito las estrellas que mirabais y la nieve que caía en vuestro cielo. Muchas veces he conseguido hasta tocarlas.
La elección de la música no es casual tampoco. Me encanta esta versión del Arabesco nº. 1 de Debussy (espero que se oiga, es la primera vez que intento un enlace de este tipo). A muchos os sonará, porque era el tema musical de un programa que emitían hace muchos años por TVE, El planeta imaginario.
Dicen que internet es un planeta imaginario pero yo toqué vuestras estrellas y vuestra nieve, así que no lo creo.
kuko

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ánimo, hombre de verso fluído y alma candorosa. Tus palabras, propias y prestadas, quizá nos ayuden a caminar un poco mejor por nuestras dudas.

Kit dijo...

Mi querido kuko, sólo unas palabras para decirte que el agradecimiento en estos casos es recíproco y que, habitualmente, tú das mucho más de lo que recibes (aunque siempre digas que sales ganando)
Tú ya sabes, no hace falta que te diga más

Anónimo dijo...

Te noto como deshaciéndote de ataduras. Cualquier día harás como el personaje del ejecutivo de la película de Passolini, Teorema, que se va despojando de su cartera y sus trajes mientras corres desnudo cada vez más lejos.
Me alegra verte cada vez más ligero de equipaje.