miércoles, 24 de enero de 2007

Creaciones



Escuchando: Rhapsody in blue (George Gershwin)




En mi memoria:

Han existido mujeres con visos de oro,
rivales del estío y del fuego, semejantes a
trigales lascivos que no hieren la hoz
con sus dientes pero arden por dentro
con fuego sideral ante el cielo despojado.
(Gabriele D’Annunzio)



Ha contado Aute alguna vez que a su familia la expulsó del paraíso de Filipinas, al rescindirles el contrato laboral que tenían con la tabaquera, Gil de Biedma, probablemente uno de los poetas a quien más admira.

Algo parecido me pasa con Gabriele D’Annunzio, quien llegó a ser fervoroso fascista con el Duce, y del que se contaba que él mismo se encargó de difundir el rumor de que bebía vino en una copa fabricada con el cráneo de una joven que se suicidó porque le amaba y no era correspondida. Pero, a pesar de todo, le admiro, y puede que sea uno de los grandes poetas del pasado siglo.

A veces la obra de uno es muy superior a lo que cabría esperar al analizar su biografía. Resulta muy curioso, y no tengo una explicación coherente para ello.


kuko

1 comentario:

Ogigia dijo...

Estoy de acuerdo totalmente contigo...Por ejemplo, se sabe que JRjiménez fue el gran manipulador...pero, mira lo que dejó...casi mejor no saber de algunas vidas... Jo, hacía tanto que no leía a D´annunzio