jueves, 8 de abril de 2010

Geografía


Ilustración: Youthi (Yoshitomo Nara)

Escuchando: De alguna manera (Luis E. Aute)


En mi memoria:


“¡Oh tú, mi triste y solitaria almohada!,
tráeme dulces sueños para preservar mi corazón del quebranto,
a
cambio de las lágrimas que sobre tí derramé despierto;
no me dejes morir hasta que vuelva sobre esas olas.”


(Lord Byron)





Observando tu geografía he aprendido que un corazón helado puede bombear sangre en forma de lava. He ubicado el lugar donde nacen esas lágrimas y el tortuoso camino que recorren antes de desembocar en tu boca.

Sé lo que significan unas manos que intentan en vano mecer el viento como si fuera un cachorro herido que no encuentra consuelo. Todavía yo imito el gesto de forma instintiva y me siento ridículo cuando pienso que alguien me puede observar desde una sombra.

Tienes razón en que no soy maestro de nada, pero soy licenciado en esfuerzos. Un aprendiz de escultor del aire. Puede que haya acumulado méritos para otra vida, nunca para ésta. Aquí no me sirven ni para pagar penitencias.

Definitivamente no eres tan distinta a mí. Nos unen más cosas de las que nos separan. Yo también vivo encadenado a ese molino que quebranta las esperanzas.



kuko-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me creas adicción.
Bssssss
Jade

Anónimo dijo...

Qué delicia leerte, cada día creces más...

L.

Anónimo dijo...

y yo perdiendo estas palabras por pura dejadez y desanimo a pasar por cualquier rincon que haga vibrar emociones... gracias bicho, por tocar cuerdas sensibles y hacer tan magnifica música de palabras
mest

Ogigia dijo...

Me encanta jade con las flores que te echa pero es que siento como ella ante tus textos