sábado, 21 de abril de 2007

Ciclos


Escuchando: Porcelain (Moby)



En mi memoria:

Olvidé el rumor cotidiano
de hacer
desayunos,almuerzos y cenas.
El empeño de hacer una buena limpieza
rompió las ventanas,
salió todo el polvo por ellas,
y salté por los vericuetos
en mi bicicleta.

(Antonieta Rodríguez)





Más de un mes sin escribir nada aquí. A veces nos damos cuenta del poco tiempo que nos dedicamos porque alguien o algo nos lo recuerda, porque te dicen eso de “¡ya no se te ve el pelo!” o porque llegas a la nevera y te das cuenta de que no tienes ya ni una cerveza porque se te ha olvidado comprar.

Para quien le importe, estoy bien. He solucionado muchas de las cuestiones que tenía pendientes. Me siento como un pulpo al que le han dado la vuelta a la cabeza. Da miedo antes de empezar, luego comprendes que era necesario. No estoy nuevo, pero casi.

Me he acordado de todos (o casi todos) vosotros. He tenido muchas horas muertas. De las de pensar, de las de estar verdaderamente solo. Creo que ahora me conozco mejor y, como no podía ser de otro modo, muchas de las cosas que he visto no me gustan. Algunas de ellas no las cambiaré ya, creo que vienen inevitablemente conmigo.

En cuanto al resto, haremos lo que se pueda.

En fin, que estoy de nuevo en casa. Espero que para quedarme.



kuko

3 comentarios:

Ogigia dijo...

Oye, kurrurkituririkurritikukis, que no te conozcas del todo, que es aburridísimo....Irse conociendo durante todo el fluir es lo más fascinante que hay porque implica las referencias de los demás... Jo, me alegro mucho de volverte a ver.... muchos, muchos besos, antes de que llegue la Angy o la Kit que luego se los quedan todos, abusonas...

Mestiza dijo...

Jo que bueno! vuelves too mugriento! pasa pa la ducha y tirate luego en el sofá.
Aunque no tengas mucho entusiasmo ahora, estás contigo y, si lo piensas, siempre fue con quien estuviste realmente, asi que no has perdido nada y has aprendido un montón de cosas. Ogi tiene razón como siempre, ya seguirás pasando páginas, no hay prisa.
Un abrazo descalzo desde el balcón, amigo

Kit dijo...

Claro que me los quedo todos, es que como se escape uno solo verás tú.
Bromas aparte, bienvenido a tu casa,ya lo sabes, ya te lo dije. Y sobre todo calma,un paso detrás de otro y queriéndote mucho.