domingo, 18 de marzo de 2007

Señales


Escuchando: Snow (Red Hot Chilli Peppers)



En mi memoria:

Al despertar sola entre una multitud de amores
cuando la luz de la mañana sorprendía
en el abrir de sus ojos extensos como la noche su dorado ayer
de él dormido sobre su iris y el sol de éste día
altaba hasta el cielo desde su regazo
la milagrosa virginidad fue tan antigua como los panes y los peces
aunque el momento de un milagro es un relampaguear sin fin
y los astilleros de las huellas de Galilea esconden una flota de palomas.
Las vibraciones del sol ya no codiciarán más su almohada profunda
como el mar dónde un tiempo desposóse sola
su corazón todo ojos y oídos
labios que cogían la avalancha del espíritu de oro
que ensortijaba su hueso mercurial con su corriente
y que al pie de sus ventanas izaba su bagaje de oro
pues duerme un hombre donde cayó el fuego
y ella experimenta por su brazo ese otro sol
el celoso fluir de la sangre sin rival.

(Desposorio de una virgen - Dylan Thomas)



Cuando tomé la decisión de volver a escribir sabía que iba a ser difícil disponer de suficiente tiempo, incluso para sostener con cierta periodicidad razonable un blog. Por eso no fui nada ambicioso al proyectarla ni al ejecutarla. Y eso era entonces….

Ahora ando un poco más atareado en todos los sentidos. Además, por mi condición de bombero espiritual vocacional, me paso el tiempo libre intentando apagar fuegos. Algunas de estas combustiones requieren, por ahora, de prácticamente la totalidad de mis pocas horas libres.

Lo importante para quienes se interesan por mí ha de ser saber que estoy razonablemente bien para esta nueva etapa, que no me olvido de nadie, que volveré tan pronto como sea posible, que actualizaré el blog siempre que disponga de un poco de tiempo y que os deseo lo mejor.


kuko

4 comentarios:

Ogigia dijo...

Pronto, sin abandonar... la terrible belleza espera siempre...No te vayas muy lejos. Todos los besos

Kit dijo...

Y nosotros(yo) esperaremos.
K.

Mestiza dijo...

... Yo espero que además, enciendas otros fuegos junto al tuyo.
Abrazos sin extintores

Kit dijo...

¿Dónde, Kuko? ¿Dónde?
K.