jueves, 1 de julio de 2010

Palabras


Ilustración: Conversación bajo los olivos (Henri Matisse)

Escuchando: November rain (Guns n' roses)



En mi memoria:

“Y aunque tus miedos subsistan
y las sombras toavía permanezcan,
sé que todavía puedes amarme.
Cuando no quede nadie a quien culpar
que no te importe la oscuridad,
todavía podemos encontrar un camino,
porque nada dura para siempre,
ni siquiera la fría lluvia de noviembre”


(De la canción anterior)




Claro que las palabras hieren.

Recuerdo que aquella tarde sufrí una decepción tan grande que estuve bebiendo hasta olvidar quien era y anduve sonámbulo con la intención de perderme. Me sumergí en la noche hasta que las farolas del paseo se convirtieron en manchas de luz, hasta que dejé de sentir el peso de aquel yunque en mi pecho, hasta que el sonido de tu voz se difuminó y sólo se escuchaban mis pasos.

Después, desperté en aquella cala de piedras con todo mi cuerpo dolorido. Mi mano abrazaba con fuerza una botella rota que me había rasgado toda la palma de la mano. Al fondo, una gaviota y una paloma parecían luchar por los restos de un cangrejo, despreocupadas por mi triste presencia.

Ya en la orilla, el agua helada traida por una ola mojaba mi mano, tiñendo de rojo el mar y diluyéndose lentamente como la sombra que deja un pincel de acuarela en un vaso. Ni siquiera era capaz de sentir dolor en ese momento.

Conservo esa cicatriz como un tesoro y, a veces, como ahora, la miro para recordar quien soy y cómo he llegado hasta aquí completamente solo.


kuko-

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola...
Bsssssssssssssssss
Jade

Anónimo dijo...

Te pregunté si estabas triste y contestaste que solo era cansancio...no me canso nunca de leerte.
Un beso.

Anónimo dijo...

Feliz verano. Deseo que disfrutes y compartas con gente maravillosa.
Jade

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...

asi que "bastante bien".. bueno bueno bueno...habrá que creer tus palabras porque es el único dato que tengo pero ese bastante bien no es bien y se te nota.
Luego me pregunto... y quien está bien? no encuentro razones para ello ni al lado del mar en una noche magnífica como ésta donde suenas los grillos y allá arriba lucen las estrellas en un cielo casi de ensueño... ni así.
Pero te deseo lo mejor, más de lo mejor a ser posible
Mest

Ogigia dijo...

y sigo leyéndote...besos