sábado, 24 de noviembre de 2007

Respeto


Ilustración: Mask II (Ron Mueck)

Escuchando: Have a cigar (Pink Floyd)



En mi memoria:

“Ven aquí, chico, toma un cigarro.
Vas a llegar lejos, vas a volar alto.
No vas a morir nunca, si lo intentas
lo conseguirás; te van a querer.
Siempre os he tenido un profundo respeto,
y lo digo con toda sinceridad,
la banda es sencillamente fantástica,
eso es lo que pienso realmente.
Por cierto, ¿quién de vosotros es Pink?”


(De la canción anterior)




Soy un tipo raro, soy el primero en reconocerlo. Hay quien piensa que tengo algo contra él o ella tan sólo porque un día deja de saber de mí y transcurren meses sin tener noticias mías. Es el problema de quien lo piensa, no se trata de nada personal. Quien quiere localizarme, sabe cómo hacerlo. Y yo necesito a veces aislarme. Será una manía mía, pero yo respeto las de los demás.

Por si fuera poco, los que no respetan esto suelen coincidir con cierto tipo de personas a los que parece no importar mucho si tú te das cuenta de que te están intentando tomar el pelo. Puede que, por cuestiones de educación, no llegues nunca a decirles nada, pero eso no significa que seas idiota.

Supongo que hay gente a la que le guste que le baboseen, yo no soy uno de ellos. Afortunadamente, he llegado a un punto en el que las críticas desmedidas me resbalan tanto como esos elogios tan magnificados que resultan una caricatura y consiguen el efecto contrario al que pretenden.





kuko

7 comentarios:

Kit dijo...

Hola cielo,
un poco duro tu post pero...realista, certero y creo que eficaz.
Sabes? te voy a desmontar los argumentos pero..eres el "raro" más encantador que conozco.
Un beso enorme

sara dijo...

Yo no encuentro ninguna rareza en defender como gato panza arriba la soledad imprescindible para reposar las ideas, los pensamientos, para volar alto,recapacitar, para serenarse...

Al menos te llaman raro, a mí además de eso me llaman loca y es que quizás el aislare demasiado me haya llevado a utilizar un lenguaje poco correcto políticamente, a no medir cada palabra para no herir susceptibilididades.

Hambre o hartazgo y siempre buscando nuestro lugar en el mundo, nuestro bienestar y en cualquier caso, no pienso pasar el resto de mi vida pidiendo perdón, quien me conoce me deja sola o me acaricia el pelo , quien no...no importa.

S.

Mestiza dijo...

mm veo que te han tocado las partes nobles de una manera bastante impertinente, a juzgar por la firmeza de tu entrada. Me pregunto si quien lo hizo leerá lo que dices aqui.YO soy mas partidaria de cortar por lo sano y saltarme la educación a la torera y dejar claro que no me gusta que me tomen el pelo. Pero en estos temas cada uno debe hacer lo que quiere.
Me alegra verte, aunque te note un pelín harto.
Sigue siendo malo!
muaaaaasss

Anónimo dijo...

Respeto se llama tu entrada...que gran palabra y que prostituida está en estos tiempos. El respeto hay que ganárselo y creo que es un deber hacerlo, solo entonces se convierte en derecho.
Díria muchas más cosas pero antepondré el respeto, a mi libertad.

Un abrazo.

Ogigia dijo...

Te leo, amigo mío

Anónimo dijo...

Por eso y por muchas cosas más te aprecio infinito. Además hay distancias sin distancias.

Abrazo-abrazo
Jade

sherezade dijo...

;) millones de besos